Láser Soprano® XL

Depilación Médica Definitiva por Láser SOPRANO® XL

El novedoso sistema que utilizamos significa un gran avance en materia de depilación láser y es único en su tipo.   Gracias a la revolucionaria tecnología Soprano® XL, el tratamiento es rápido, confortable, virtualmente indoloro y tan seguro que hasta permite tratar pieles bronceadas y durante todo el año!

La depilación láser es un método que elimina el vello en zonas no deseadas. Utiliza un haz de luz con una longitud de onda específica que entrega determinada energía lumínica al pigmento del vello (melanina) el cual la absorbe para transformarla en energía térmica que es la que finalmente daña el folículo piloso produciendo su caída. Debido a que el láser es absorbido por el vello exclusivamente en su etapa de crecimiento, ésta caída se produce en forma gradual dependiendo de las cantidad de vello en dicha fase en cada área que se trata. A éste proceso se lo llama fototermólisis selectiva, ya que produce la destrucción del bulbo piloso sin afectar a los tejidos adyacentes (melanina en la piel circundante).

● Eliminación del vello desde la raíz, logrando una depilación prácticamente indolora, permanente, progresiva y de larga duración.
● Mejora notablemente el aspecto y la textura de la piel, logrando una piel más suave y luminosa.
● Elimina la foliculitis (vellos encarnados e inflamados) curándola desde la primera sesión.
● Permite eliminar métodos de depilación agresivos que generan lesiones y secuelas irreversibles en la piel, tales como manchas oscuras, quemaduras, arañitas, etc.

En realidad la Depilación Definitiva como tal no existe con ningún método actualmente vigente. TODOS los métodos de depilación no convencional que existen en el mercado, incluyendo la depilación láser con Soprano® XL generan una depilación progresiva y prolongada en el tiempo, no una mal llamada "Depilación Definitiva". No está contemplado ni aprobado en la actualidad el uso del término “depilación definitiva” para referirse a estos tratamientos pues generan una falsa expectativa (sólo podría lograrse eliminando los elementos vasculares que mantienen vivo a la raíz del folículo piloso) a pesar de que la duración de los intervalos sin aplicación del láser puedan considerarse en la práctica como si fuera “definitivo”. Es por ello que estos tratamientos deben contemplar siempre el mantenimiento como parte del mismo considerando como mantenimiento (y dependiendo de cada paciente) a 2 sesiones anuales aproximadamente.

El tratamiento requiere entre 6-8 sesiones aproximadamente que se realizan con un intervalo de entre 30-45 días dependiendo de las áreas a tratar, el tipo de vello, color de piel, sexo, y características especiales de CADA paciente. Sin embargo, es imposible predecir la cantidad exacta de sesiones que va a requerir un paciente ANTES de iniciar el tratmiento. Es por ello que se requiere un seguimiento específico sesión por sesión para evaluar la evolución del tratamiento y ajustar los parámetros del equipo de acuerdo a las características de cada paciente.

Para entender la frecuencia e intervalo de las sesiones debemos comprender el ciclo de crecimiento del vello. El vello cumple un ciclo biológico de crecimiento de tres etapas que se repiten indefinidamente hasta que el bulbo (la raíz del folículo piloso) muere: Una fase de crecimiento llamada “fase anágena”, una fase de reposo llamada “fase catágena” y una fase de caída y renovación llamada “fase telógena”. El láser actúa específicamente sobre los vellos que se encuentran en la fase anágena o de crecimiento y teniendo en cuenta que sobre cualquier área a tratar encontramos vellos transitando las distintas etapas, es razonable la necesidad de realizar varias sesiones para que el láser en cada una de ellas capte los vellos que van entrando en esta fase en la cual responden al tratamiento. Dependiendo del área corporal, el cambio de una fase a otra ocurre cada 30-45 días aproximadamente, de aquí la necesidad de hacer las sesiones con este intervalo y la importancia de respetarlo para optimizar los resultados. Por otro lado esta distribución del vello transitando las distintas etapas de su ciclo biológico es distinta entre los individuos y ello explica la variabilidad de respuesta al tratamiento y la necesidad de personalizarlo con cada uno de los pacientes. La tarea del médico será la de evaluar la evolución detectando las diferentes etapas del vello en las diferentes áreas que se están tratando para lograr una efectividad (dependiendo de cada caso) cercana al 90%.

Eliminar los métodos de depilación de arranque (cera, pinzas, maquinas eléctricas) al menos 15 días previos a iniciar el tratamiento y durante todo el transcurso del mismo. Esto es fundamental ya que el láser actúa sobre la raíz del vello, con lo cual sería injustificado aplicar el láser sobre la piel si quitáramos el blanco de acción del mismo que justamente es la raíz. Utilizar en cambio los métodos de corte del vello como por ejemplo rasurado o crema depilatoria (obviamente sólo en las áreas a tratar con el láser). Ésta preparación es fundamental ya que con el rasurado acercamos el blanco de acción (la raíz) a la luz del láser que se aplica sobre la superficie de la piel; logrando que la energía entregada se disipe lo menos posible en su llegada al sitio efector. Además brinda mayor confort al paciente y reduce la posibilidad de efectos adversos sobre la piel circundante. Se deberá realizar entre 12-24 horas previas a la sesión y luego cada vez que el paciente note crecimiento hasta la próxima sesión. Se debe evitar la exposición solar por 48 hs previas y posteriores a cada sesión y fuera de este intervalo colocar Protector solar 30 FPS en las zonas a tratar para evitar irritaciones que podrían hacer menos efectiva la sesión y aumentarían la posibilidad de efectos adversos. Concurrir a la sesión con la piel limpia, sin cremas, sin maquillaje, ni nada que genere una barrera entre la piel y la luz del láser.

La depilación láser con Soprano® XL es prácticamente indolora siendo mucho más confortable que la depilación con los métodos de arranque, no obstante este es un parámetro que dependerá de la sensibilidad de cada paciente en particular, la zona a tratar, el tipo y color de vello, entre otros. De todos los métodos de depilación láser disponibles actualmente, es el menos doloroso por su entrega gradual de energía y su escasa absorción por la piel circundante.

El vello comenzará a despegarse en forma espontánea y a caerse solo aproximadamente a los 15-20 días de la aplicación. Progresivamente hasta la próxima sesión se notará el crecimiento del vello remanente que no ha sido captado por la luz del láser en la sesión previa (fase telógena).

Dentro de los efectos adversos esperables se encuentran el eritema o enrojecimiento de la piel, que es autolimitado y muy fugaz. En ocasiones puede estar acompañado de leve hinchazón o edema de la piel circundante que tiene la misma evolución.
Aunque de manera muy infrecuente, existen casos reportados en la literatura de quemaduras, cicatrices, cambios de coloración en la piel, etc. La mayoría de ellos de carácter transitorio y reversible. De todas las tecnologías que existen en el mercado Soprano® XL es la que menor probabilidad de efectos adversos tiene debido a su forma de aplicación, ya que la energía se entrega en forma progresiva y no de un solo disparo como otras tecnologías (con el riesgo de que si la energía es mayor a la tolerada por la piel se produzcan quemaduras o lesiones).
El láser NO produce aumento en el riesgo de cáncer, malformaciones congénitas, alteraciones de órganos internos, etc. Es un tratamiento muy seguro siempre y cuando esté evaluado previamente y controlado en su evolución por un médico con experiencia en la aplicación y evolución del tratamiento.

Por lo anteriormente explicado el tratamiento tiene pocas contraindicaciones absolutas, entre ellas:
● Embarazadas.
● Cáncer en actividad.
● Pacientes que consumen medicaciones fotosensibles.
● Enfermedades inflamatorias y activas de la piel.
● Trastornos hemorrágicos.
● Epilépticos.
Por lo tanto en caso de embarazo y cáncer en actividad es importante discontinuar el tratamiento en el momento de tomar conocimiento del mismo, pudiendo retomar los mismos 2 meses luego del parto en el caso de embarazo y luego de 5 años libre de enfermedad oncológica en el caso del cáncer. Puede haber algunas contraindicaciones relativas que surgirán en la consulta médica inicial que requerirán un manejo específico, por ello nuevamente la importancia de la entrevista médica al iniciar el tratamiento.
Limitaciones del tratamiento
A menudo los pacientes preguntan a partir de qué edad es conveniente iniciar el tratamiento. La realidad es que no hay una edad límite determinada, nosotros aconsejamos que sea una vez iniciado el desarrollo en los pacientes adolescentes alrededor de los 14 años. Los pacientes menores de edad (18 años) deben concurrir a la consulta médica con los padres o bien su tutor-encargado que autorice la realización del tratamiento y firme el consentimiento informado correspondiente. Es importante conocer que la respuesta en pacientes adolescentes que están transitando su desarrollo hormonal está limitada justamente por tal condición. Ello implica que es probable que el paciente requiera más sesiones que el promedio habitual y que la respuesta sea más progresiva, aunque no por ello menos efectiva. Otra de las limitaciones importantes del tratamiento es el color de vello, siendo mayor la respuesta cuanto mayor pigmento contiene el mismo y disminuyendo a medida que el color es más claro. Por lo tanto la respuesta es limitada en vello rubio y nula en vellos canosos (sin pigmento) y pelirrojos (pigmento distinto a la eumelanina). Recordemos que el mecanismo de acción del láser es a través del pigmento del pelo, por ello la variabilidad de respuesta y la importancia del color del vello para determinar el nivel de efectividad del tratamiento.

Si, cada vez más hombres descubren las ventajas de nuestro tratamiento.

Debemos hacer foco en la importancia de asesorarse e informarse muy bien a la hora de iniciar un tratamiento de depilación láser, recordemos que quienes exponemos nuestro cuerpo somos nosotros y por ello hay que tomar el tratamiento con la responsabilidad que se merece para cuidarlo al máximo posible. Desconfíe siempre de las soluciones mágicas a bajos precios, la relación entre calidad y precio es directa ya que la tecnología de avanzada, segura y confiable es cara y esto repercute indefectiblemente en el precio que se paga por sesión. Por lo tanto la Depilación láser es efectiva si todo lo anteriormente mencionado se cumple.


¿Por qué elegirnos?

TRATAMIENTO MEDICO

La depilación definitiva con láser, es un tratamiento exclusivamente médico, por lo que no puede ser realizado por ningún otro profesional de la estética.

TECNOLOGIA

Nuestros equipos poseen tecnología de avanzada, son seguros y confiables.

EVALUACION PREVIA

Tendrás una consulta gratuita previa con nuestra médica para determinar la factibilidad del tratamiento y evaluar cuál de las tecnologías es mejor para vos.

AMPLIA DISPONIBILIDAD

Contamos con amplia disponibilidad de días y horarios para